tinagodoy

FESP No. 3. Promoción de la Salud

Posted on: agosto 23, 2011

Promoción de la Salud 

La definición según la OPS[i]:

  • El fomento de los cambios en los modos de vida y en las condiciones del entorno para impulsar el desarrollo de una cultura de la salud.
  • El fortalecimiento de las alianzas intersectoriales con el fin de hacer más eficaces las acciones de promoción.
  • La evaluación del impacto en la salud de las políticas públicas.
  • El desarrollo de acciones educativas y de comunicación social dirigidas a promover condiciones, modos de vida, comportamientos y ambientes saludables.
  • La reorientación de los servicios de salud con el fin de desarrollar unos modelos de atención que favorezcan la promoción de la salud.

 

Los indicadores que recomienda la OPS son los siguientes:

  1. Apoyo a actividades de promoción de la salud, elaboración de normas e intervenciones dirigidas a favorecer comportamientos y ambientes saludables.
  2. Construcción de alianzas sectoriales y extrasectoriales para la promoción de la salud.
  3. Planificación y coordinación nacional de las estrategias de información, educación y comunicación social para la promoción de la salud.
  4. Reorientación de los servicios de la salud hacia la promoción.

La promoción de la salud es el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud para mejorarla, constituye un proceso político y social global que abarca no solamente las acciones dirigidas directamente a fortalecer las habilidades y capacidades de los individuos, sino también las dirigidas a modificar las condiciones sociales, ambientales y económicas, con el fin de mitigar su impacto en la salud pública e individual[ii].

 

Este concepto se ha venido trabajando a lo largo del tiempo, sin embargo uno de los eventos que le abrió paso a la definición final de promoción de la salud fue la Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud, realizada en Alma-Ata en septiembre de 1978[iii]. En donde se puso de manifiesto la importancia de las políticas y de su análisis para la acción sanitaria. Hubo un renacer de la percepción de la importancia del medio ambiente físico social y cultural, junto con una reivindicación política.

 

Después vino la carta de Otawa en 1986[iv], que supone, además del nacimiento de la promoción de la salud en un sentido amplio, el inicio de un nuevo estilo de trabajo en Salud Pública. Este documento proponía la unión operativa entre información y acción, y la incorporación de las tradicionales actividades de vigilancia epidemiológica y vigilancia de la Salud Pública en la función de defensa de la salud.

 

Las recomendaciones de Adelaide en 1988, es un documento producido durante la Segunda Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud. Las recomendaciones proporcionan un examen exhaustivo del concepto de política pública saludable y hacen un llamado al compromiso político por parte de todos los sectores. En este documento se identifican cuatro áreas clave como prioridades para la política pública saludable que incluyen el apoyo a la salud de las mujeres, la alimentación y nutrición, el tabaco y alcohol y la creación de entornos saludables. Además se solicitó a los formuladores de políticas que aumentaran la inversión en salud y que tuvieran en cuenta la repercusión de sus decisiones sobre la salud [v].

 

La declaración de Sundsval en 1991, nació́ de la Tercera Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud, en donde se insiste en la importancia del desarrollo sostenible y aboga por la acción social al nivel de la comunidad, con las personas como la fuerza motriz del desarrollo. La declaración demanda establecer entornos propicios, por medio de permitir a las comunidades e individuos que asuman el control de su salud y ambiente, del establecimiento de alianzas para la salud y entornos propicios y por la mediación entre intereses opuestos en la sociedad[vi].

 

En la Declaración de Bogotá  en 1992, se menciona que: “La promoción de la salud de América Latina busca la creación de condiciones que garanticen el bienestar general como propósito fundamental del desarrollo.” En ese documento se destaca la necesidad de impulsar políticas sociales, dentro de la estrategia de promoción de la salud, que reduzcan las inequidades en esta región [vii].

 

La Cuarta Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud concluyó con la declaración de Yakarta en 1997. La Conferencia reiteró el compromiso mundial con las estrategias propuestas en la Carta de Ottawa y proporcionó una comprensión más clara de la importancia fundamental de establecer asociaciones para la salud. La declaración identifica varios ingredientes clave destinados a mejorar la salud y la calidad de vida. La declaración plantea que las estrategias de promoción de la salud consideren la asociación de nuevos actores con un enfoque de validación de políticas y prácticas. Determina, asimismo, cinco prioridades para la promoción de la salud en el siglo XXI[viii]:

  1. Promover la responsabilidad social por la salud.
  2. Aumentar las inversiones para el desarrollo de la salud.
  3. Consolidar y ampliar las asociaciones para la salud.
  4. Incrementar la capacidad de la comunidad y conceder poderes al individuo.
  5. Ampliar y mejorar la infraestructura para la promoción de la salud.

 

Se celebró México el 5 de junio del 2000 la Quinta Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud en donde se pone de manifiesto que el grado máximo de salud alcanzable es necesario para el desarrollo social y económico del país. Se considero la promoción de la salud como un deber primordial y una responsabilidad de los gobiernos que se comparten con otros sectores de la sociedad. En esta declaración se reconoció que se han hecho esfuerzos para mejorar la salud de la población, sin embargo estos esfuerzos no han sido suficientes debido a que los problemas de salud aún persisten, entorpeciendo el desarrollo social y económico. Al final de la declaración concluyen que la promoción de la salud debe ser un componente fundamental de las políticas y programas de salud en todos los países, en la búsqueda de equidad y de una mejor salud para todos[ix].

 

La promoción de la salud cumple sus objetivos mediante una variedad de actividades cuyo objeto es moldear los comportamientos normales de las personas y poblaciones. Se centra en las elecciones y responsabilidades personales, así como en el cambio social y del medio. Estimula la formación de coaliciones e incita a los distintos organismos públicos, privados, voluntarios a participar en una causa común. Utiliza una variedad de estrategias complementarias como la comunicación y educación para la salud, la participación comunitaria y el empoderamiento social, así como las políticas públicas.

 

Se debe tener claro que promoción de la salud no es sinónimo de educación para la salud. La educación para la salud procura informar a las personas sobre los temas relacionados con su salud; proporciona una información que las personas motivadas puedan utilizar como base para su acción. La Promoción de la Salud pretende no solo informar, sino también persuadir, motivar y facilitar la acción planteada para el mejoramiento de la salud de la población[x].

 

La educación para la salud aborda no solamente la transmisión de información, sino también el fomento de la motivación, las habilidades personales y la autoestima, necesarias para adoptar medidas destinadas a mejorar la salud, incluye no sólo la información relativa a las condiciones sociales, económicas y ambientales subyacentes que influyen en la salud, sino también la que se refiere a los factores de riesgo y comportamientos de riesgo, además del uso del sistema de asistencia sanitaria.

 

Para aplicar la educación para la salud es necesario aplicar una metodología adecuada que incorporen métodos de aprendizaje activos, que vayan dirigidos hacia las influencias sociales y la de los medios de comunicación de masas, que refuercen los valores individuales y las normas grupales, que promuevan el desarrollo de habilidades sociales fundamentalmente.

 

La OMS, plantea la insistencia en que la gente debe hacerse responsable de su propia salud. En lo posible la salud nunca debe “darse” o “facilitarse” a la población. Por el contrario, se debe ayudar a la gente a participe consciente y activamente en el logro y la promoción de su propia salud[xi].


[i] OPS. FESP 3: Promoción de la Salud [monografía en internet]. Organización Panamericana de la Salud. 2002. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.paho.org/spanish/dpm/shd/hp/FESP_03.htm

[ii] OPS. Promoción de la Salud, Glosario. Organización Panamericana de la Salud. Ginebra, 1998:1-35

[iii] OMS. Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud,

Alma-Ata, URSS [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. URSS, 1978. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.paho.org/spanish/dd/pin/alma-ata_declaracion.htm

[iv] OMS. Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. Ottawa, 1986. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.paho.org/spanish/hpp/ottawachartersp.pdf

[v] OMS. Declaración de la 2ª conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud, recomendaciones de Adelaide [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. Adelaide, 1988. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.who.int/entity/social_determinants/spanish_adelaide_statement_for_web.pdf

[vi] OMS. Declaración de Sundsvall sobre los ambientes favorables a la salud [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. Sundsvall ,1991. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.google.com.mx/url?sa=t&source=web&cd=1&ved=0CBkQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwhqlibdoc.who.int%2Fhq%2F1992%2FWHO_HED_92.1_spa.pdf&rct=j&q=La%20Declaración%20de%20Sundsvall%20(1991)&ei=CsgpTuTjDIPgiAKOo92vAg&usg=AFQjCNHjI-OKkzJ-eYaY8F1DXdHy6s1GRA&sig2=18F0C4ussK13_kirPWK4Og

[vii] Arenas Monreal L. La promoción de la salud y la educación para la salud en América Latina. Salud pública Méx. 1998;40(3):304-306

[viii] OMS. Declaración de Yakarta sobre la Promoción de la Salud en el siglo XXI. [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. Yakarta, 1997. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.who.int/hpr/NPH/docs/jakarta_declaration_sp.pdf

[ix] OMS. Quinta Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, Promoción de la salud: hacia una mayor equidad [monografía en internet].  Organización Mundial de la Salud. México, 2000. [Consultado 2011 julio 18]. Disponible en: http://www.who.int/hpr/NPH/docs/mxconf_report_sp.pdf

[x] Secretaría de Salud. Promoción de la salud. [Consultado 2011 julio 19]. Disponible en: http://www.promocion.salud.gob.mx/dgps/interior1/promocion.html

[xi] OMS. La introducción de un componente de salud mental en la atención primaria. Organización Mundial de la Salud. Ginebra, 1990.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Ninguna
  • nacho: Muy bien por tu Blog Tina y bien por el art{iculo de Salud P{ublica
  • tinagodoy: Soy QFB, tengo una Maestría en Ciencias Biomedicas Básicas y actualmente estoy estudiando mi Doctorado en Ciencias en la Salud Publica en Enfermedad
  • nacho: Hola Tina estamos aprendiendo a chi...

Categorías

Archivos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: